¿Sabes cómo poner a punto tu moto tras el invierno? Cada vez sois más los que utilizáis la moto durante todo el año, pero si en tu caso la has tenida parada durante el invierno, como sabes, después de un periodo de inactividad, es importante que compruebes que todos sus elementos se encuentran en perfecto estado. 

Por supuesto, en Ángel Leirós damos todas las claves. ¡Arrancamos!

¿Por qué debes poner a punto tu moto después de un tiempo de inactividad? 

Si durante el invierno no has utilizado la moto es importante que, antes de ponerla de nuevo en marcha, realices una serie de comprobaciones para asegurarte de que todo está en orden. 

De esta manera, podrás disfrutar de tu moto con seguridad y evitar situaciones de peligro. Piensa que, al estar guardada unos meses, algunos componentes pueden verse afectados, por lo que, si no se llevan a cabo los ajustes necesarios antes de circular con ella, aumentan las probabilidades de sufrir accidentes o averías en la carretera. 

Para ello, tienes dos opciones. La más cómoda y segura es acercarte a tu taller de confianza, donde pondrán a punto tu moto para que vuelvas a utilizarla ahora que se acerca el buen tiempo, aunque, si lo deseas, también puedes hacerlo tú mismo. 

Desde Ángel Leirós te ofrecemos una serie de consejos para que sepas qué revisar y recuerda, si falla alguno de sus componentes, no dudes en pedir cita en tu taller para que la arreglen. 

Poner a punto tu moto tras el invierno, ¿qué se debe revisar? 

Comprueba la batería

Si quieres poner a punto tu moto tras el invierno lo primero a lo que debes echar un vistazo es a la batería, ya que seguramente se encuentre en niveles bajos. Eso sí, para que la puedas recuperar, tendrías que haber tomado una serie de precauciones con anterioridad, como haberla conectado a un mantenedor de baterías para que nunca perdiese su carga completamente o haberla cargado cada cierto tiempo. 

¿Lo hiciste? Entonces solo tendrás que comprobar que está cargada y conectada. En el caso contrario, deberás cargarla de nuevo y asegurarte de que no presenta averías, ya que una descarga completa puede ser bastante perjudicial para su vida útil. 

Echa un vistazo a los neumáticos

Los neumáticos de la moto también sufren los efectos de la inactividad. Por eso es conveniente que revises su superficie y laterales con el fin de verificar que se encuentran en buen estado, sin grietas o deformidades.  

Por otro lado, también es recomendable comprobar su presión, ya que seguramente debas hincharlos de nuevo. 

Revisa y tensa la cadena

Con el paso del tiempo es normal que la cadena de la moto se destense, por lo que deberás llevar a cabo los ajustes necesarios. Del mismo modo, no te olvides de limpiarla a fondo y engrasarla adecuadamente. 

Para poner a punto tu moto es importante comprobar el estado de la cadena, tensarla y engrasarla

Verifica los niveles de aceite, líquido refrigerante y líquido de frenos 

Además de dar un repaso general al motor y a otros componentes en busca de posibles fugas de refrigerante o de aceite, también tienes que echar un vistazo a los niveles de los diferentes líquidos de la moto.  

  • Líquido de frenos. Comprueba su estado porque pudo haberse descompuesto. Además, es importante que verifiques que sus niveles son los adecuados. 
  • Anticongelante. Con la moto en frío, revisa el líquido refrigerante (tiene que situarse entre las posiciones “min” y “max” del vaso de expansión. Asimismo, verifica que la tonalidad (normalmente azul o verde) es correcta. 
  • Aceite. Si hace más de un año que no cambias el aceite de tu moto, tal vez sea el mejor momento para hacerlo, ya que te puedes exponer a graves averías. Además, cuando comiences a circular de nuevo con la moto, presta atención a posibles fugas.

Ojo con las pastillas de freno…

¿Las pastillas de freno están en buen estado o es mejor sustituirlas? Antes de circular con la moto de nuevo es necesario que compruebes si el grosor es el adecuado o, por el contrario, es conveniente que las reemplaces. 

Recuerda que, en periodos de inactividad, pueden sufrir un endurecimiento. En este caso, cuando vuelvas a utilizar tu moto te recomendamos que realices pequeñas frenadas para eliminar esa capa superficial. 

…y la gasolina

Si has aparcado tu moto durante unos meses, es posible que la gasolina no se encuentre en perfectas condiciones. Ante la duda, lo mejor es vaciar el depósito y reponerlo con gasolina nueva. De esta manera evitas cualquier tipo de complicación, ya que si está en mal estado puede afectar al rendimiento de la moto y causar averías. 

Comprueba la electricidad y la iluminación

Por supuesto, para poner a punto tu moto tras el invierno, es importante que revises las luces y el resto de elementos eléctricos: luces delanteras y traseras, luces de freno, intermitentes, luces de estacionamiento, claxon, toma de corriente…

Que no falte una buena limpieza de la moto

Todos los componentes de la moto están revisados y todo funciona a la perfección… ¿y ahora qué? ¡Toca limpiarla! Quita la suciedad y la grasa acumulada en estos meses de inactividad para dejarla como los chorros del oro. 

¿Un último consejo para poner a punto tu moto tras el invierno? Cuando arranques, déjala a ralentí unos minutos para que se engrase bien. 

Ángel Leirós, tu taller de confianza para poner a punto la moto 

Si quieres que te ayudemos a poner a punto tu moto para disfrutar de ella en la nueva temporada, no dudes en pedir cita en Ángel Leirós, concesionario y taller oficial de Yamaha en la provincia de Pontevedra. Y si deseas hacer tú mismo la revisión, recuerda que en nuestro departamento de Recambios encontrarás todas las piezas y productos que necesitas para el mejor mantenimiento y cuidado de tu moto.

¿Tienes alguna duda o deseas más información? ¡Contáctanos! Nos encantará escucharte y ayudarte en todo lo que necesites.