El anticongelante es el elemento clave del sistema de refrigeración de motocicletas y vehículos. Si no funciona correctamente, el motor puede sobrecalentarse y dejar de funcionar. De ahí que, si la moto pierde anticongelante, sea tan importante detectarlo a tiempo y solucionarlo. 

Existen diversas razones por las que la moto puede perder anticongelante y, a lo largo de este post, te explicaremos las principales. 

¿Preparado? ¡Arrancamos!

¿Cuáles son las funciones del líquido anticongelante en las motos?

Como te adelantamos, el circuito de refrigeración de la moto es de vital importancia y, el anticongelante es uno de sus elementos principales. 

Sus funciones son:

  • Refrigerar el motor de la moto.
  • Evitar que el sistema de refrigeración de la moto se congele ante temperaturas extremas. 
  • Proteger de la corrosión. 
  • Evitar que se formen depósitos de calcio.

En este sentido, si una moto se queda sin anticongelante, el motor no tardará en sobrecalentarse y, si continúa en marcha sin la cantidad de líquido suficiente, puede llegar a quemarse

Por otro lado, cuando una moto pierde anticongelante en invierno, es posible que no arranque, ya que sus piezas estarán congeladas. Si a pesar de esto, se intenta poner en marcha, el motor corre el riesgo de bloquearse y el circuito sufrir una rotura

Para evitar este tipo de incidencias, es crucial revisar cada cierto tiempo los niveles de líquido refrigerante. Además, en el caso de que exista una pérdida rápida de anticongelante, puede ser porque la moto tiene una fuga y será necesario repararla a la mayor brevedad posible. 

¿Cada cuánto conviene cambiar el anticongelante de la moto?

Para que el sistema de refrigeración funcione de manera óptima hay que cambiar el anticongelante de la moto cada 40 000 o 60 000 kilómetros o cada tres años aproximadamente, lo que suceda antes. 

 

¿Por qué la moto pierde anticongelante? Posibles causas 

 

  • Fallo en la tapa del radiador. Uno de los fallos más habituales se da en el mecanismo limitador de presión que se encarga de extraer el calor producido por la combustión y disiparlo a través del radiador. Así, el problema estaría en la tapa del radiador que, una vez colocada, funciona como una válvula de presión. Para solucionarlo, se debe reemplazar.   
  • Grietas en el radiador. La fuga de líquido anticongelante en las motos puede deberse a grietas en el radiador producidas por su continuada exposición a elementos como arena, trozos de metal, piedras…
  • Bomba de agua desgastada. Si la moto pierde anticongelante también es posible que sea porque el sello o algunas de las partes mecánicas de la bomba estén desgastadas. Esto desemboca en fisuras y, por tanto, en fugas de refrigerante. 
  • Rotura en la junta de culata. Esta fina lámina que sella la zona y asegura que la culata y el bloque motor quedan incomunicados puede sufrir alguna rotura. Esto puede desencadenar una fuga interna, haciendo que el refrigerante y el aceite se mezclen. Es posible identificarlo por las manchas que se producen en el vaso de expansión.  

 

¿Cómo saber si hay una fuga de líquido anticongelante en la moto? 

Si la moto pierde anticongelante, es probable que los niveles descienden rápidamente. Además, hay determinados síntomas que no debes pasar por alto. 

  • Hay goteo visible de líquido refrigerante. 
  • El radiador o la bomba de agua tienen manchas blancas
  • Notas que, al arrancar la moto, aparece un humo blanco

El líquido anticongelante toma un aspecto sólido. Esto se debe a que existe una mezcla entre el aceite y el refrigerante, por lo que el problema puede estar en la junta de culata.

¿Qué hacer si la moto pierde anticongelante?

Las consecuencias de una fuga de líquido refrigerante en la moto pueden ser graves. Por eso, ante una posible pérdida de anticongelante, es necesario acudir cuanto antes a un taller. 

En Ángel Leirós, concesionario y taller oficial de Yamaha en la provincia de Pontevedra, revisamos en profundidad el estado de tu moto y reparamos cualquier tipo de fuga de anticongelante con la máxima rapidez y profesionalidad. Además, si lo deseas, nos podemos ocupar del cambio de refrigerante, tan necesario para un óptimo funcionamiento de la moto. 

Y, si deseas hacerlo tú mismo, no olvides que en nuestro departamento de Recambios tenemos los mejores productos para el cuidado de tu moto. En esta ocasión, te recomendamos Yamalube Coolant, la opción ideal para todo tipo de sistemas de refrigeración de motos, scooter o ATV.

Ante una pérdida de anticongelante en la moto, es importante acudir cuanto antes al taller

Y recuerda, también te ofrecemos los mejores accesorios y ropa para motoristas con el fin de que no te falte de nada. 

¡Pide cita en nuestro taller!